Las Rebajas: Hasta dónde rebajar los precios sin perder dinero

Las Rebajas


Las Rebajas de los Precios de Venta

Las Rebajas de los Precios de Venta no implican perder o dejar de ganar dinero, ya que el negocio no gana dinero en base a los Precios de Venta que fije, sino a la combinación de dos parámetros: la Cantidad Vendida y el Precio de Mercado.

Si el Precio de Venta fijado por el negocio es acorde con el Precio de Mercado, entonces se producirán ventas y por lo tanto, en principio, se generarán Ganancias, siempre y cuando el Precio de Venta sea superior al Precio de Adquisición.

¡Qué llegan las Rebajas!

O lo que es lo mismo: el mercado tiende a la baja en los Precios.

Si queremos ganar dinero durante las Rebajas, tendremos que rebajar los Precios, ya que es lo que espera nuestro cliente, pues es lo que le ofrece el mercado: precios más baratos.

Hasta dónde rebajar los Precios sin perder dinero

El límite es el Precio de Adquisición.

Pensemos que el Precio de Adquisición es lo que se paga por disponer del producto en las instalaciones del negocio.

Es el dinero que sale del negocio para pagar a los proveedores e intermediarios y así poder adquirir el género.

Si el Precio de Venta, es decir, el dinero que entra en el negocio cuando el producto es vendido y cobrado, es inferior al Precio de Adquisición, entonces del negocio sale más dinero que entra.

Al menos hay que cubrir los Gastos del negocio

Los Precios de Venta Rebajados, al menos, han de permitir cubrir los Gastos Generales del negocio (personal, alquiler del local, suministros, etc…)

Para ello, los Ingresos generados por el aumento en las unidades vendidas han de compensar la disminución del margen de contribución consecuencia de la disminución de los precios de venta.

Con un sencillo ejemplo entendemos lo anterior:

Antes de las rebajas, se vendían 100 unidades de producto a 100€ cada una, produciendo unos Ingresos por ventas de 10.000€ (100 unidades x 100€ cada una) generando un Margen de Contribución Global del 40%, es decir, 4.000€ (10.000€ de ingresos x 40% de margen de contribución).

Por lo tanto, el Precio de Adquisición representa un 60% del Precio de Venta, es decir, el Precio de Adquisición de cada unidad de producto es 60€.

Luego, el Margen de Contribución Unitario es de 40€ (100€ de Precio de Venta – 60€ de Precio de Adquisición).

Si se rebaja el Precio en un 20%, es decir, se fija el precio rebajado en 80€ cada unidad, este hecho debe provocar un aumento en las ventas de 100 unidades, es decir, se han de vender 200 unidades (100 unidades que se vendían antes + 100 unidades) para que generen el mismo Margen de Contribución. ¿Cómo se ha obtenido este número?

Dividiendo el Margen de Contribución Global (4.000€), entre el nuevo Margen de Contribución Unitario, 20€ (80€ de Precio de Venta Rebajado – 60€ de Precio de Adquisición).

¡Comprobémoslo!

Ingresos tras las rebajas, 16.000€ (200 unidades vendidas x 80€ de Precio de Venta Rebajado).

Coste de Adquisición, 12.000€ (200 unidades vendidas x 60€)

Margen de Contribución: 16.000€ – 12.000€ = 4.000€

Por cada unidad vendida de más respecto a las 200 unidades marcadas como objetivo, supondrá un aumento del Margen de Contribución Global de 20€, que es el Margen de Contribución Unitario, aumentando el beneficio o margen neto en 20€.

En definitiva, la Rebaja de los Precios de Venta tiene el límite en el Precio de Adquisición, pudiéndose aumentar los beneficios si el Margen de Contribución conseguido con el aumento de la cantidad vendida supera al Margen de Contribución existente antes de las Rebajas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

EBook + Curso por Email